0 C
Buenos Aires
20 enero, 2020
Sociedad

A 15 años de la tragedia de Cromañón

Ayer se cumplieron 15 años de la Tragedia de Cromañón, el incendio que dejó 194 muertos, más de 1400 personas heridas, y a muchos sobrevivientes con traumas y secuelas muy difíciles de superar.

Además, tan complicado fue el proceso judicial, que se tuvieron que realizar 4 juicios orales para juzgar a 26 personas, de las cuales 21 fueron condenadas, y 18 personas fueron a la cárcel.

Casi todos los condenados ya están en libertad, a excepción de un integrante de la banda Callejeros, Eduardo Vázquez, que sigue preso, pero no por Cromañón, sino por el femicidio de su esposa, Wanda Taddei.

Por otra parte, sigue libre un ex inspector del gobierno porteño, con una pena que en la actualidad está en revisión en la Cámara Nacional de Casación.

Lo que no deja dudas, es que esta tragedia, ocurrida el 30 de diciembre de 2004 en el barrio de Once, marcó un antes y un después, ya que comenzaron a realizarse clausuras de locales por irregularidades. Y fue también después de este hecho, que se descubrió que existía un vacío en materia de legalidad y seguridad en los locales.

Pablo Plotkin, Ex Director de la Revista Rolling Stone.

El Ex Director de la Revista Rolling Stone, Pablo Plotkin, habló sobre los cambios que se generaron en nuestro país en los últimos 15 años: «La pregunta recurrente de estos últimos 15 años – ¿qué cambió después de Cromañón? – ya no tiene demasiado sentido. Básicamente, porque cambió todo. El mundo en el que ocurrió Cromañón era otro. Un mundo sin smartphones, sin redes sociales y con un rocanrol argentino que crecía desde los márgenes, capturando el clima post-2001″.

Y agrega Plotkin: «Al principio, los cambios fueron rápidos e impactantes. No solo cayó un jefe de gobierno y comenzó un juicio que llevaría a la cárcel a músicos, productores y funcionarios: el shock también impuso una política de ‘mano dura’ sobre el under. De la clandestinidad a los megafestivales, del indie al rap, la onda expansiva de la tragedia fue dejando rastros y cada cual se las arregló como pudo”

Diego Boris, titular de Instituto Nacional de Música (Inamu) cuenta, por su parte, que «La tragedia de Cromañón fue un problema colectivo más allá de las responsabilidades y de las culpas individuales que surgieron en el juicio«.

En cuanto al tema de la prevención y la concientización Boris dijo que «Falta seguir trabajando en la construcción de conciencia colectiva de prevención. Hubo cambios que resultaron positivos y otros, probablemente, no tanto. Hubo una toma de conciencia colectiva en la actividad musical en cuanto a la prevención. No se pueden dejar libradas al azar determinadas situaciones cuando se convoca público. Hay protocolos que se activaron. Junto al Sindicato Argentino de Técnicos Escénicos, Familias por la Vida, el SAME, la Cruz Roja, Bomberos de la Policía Federal y la Asociación Electrotécnica Argentina hemos elaborado un manual de prevención de riesgo escénico para reducir peligros».

 

 

Related posts

Yo grafiteo, tu grafiteas, o cómo hacer arte urbano

Periodico Nuevo Ciclo

Horacio Minotti : “Los medios barriales son medios de cercanía”

hubo otra marcha a favor y el Congreso negocia un proyecto más moderado