0 C
Buenos Aires
13 noviembre, 2019
  • Inicio
  • Cultura
  • “PARQUE CHACABUCO. LA VUELTA AL BARRIO EN 80 TANGOS”
Cultura

“PARQUE CHACABUCO. LA VUELTA AL BARRIO EN 80 TANGOS”

LIBROS  De MARIO VALDÉZ

Edición Junta de Estudios Históricos de Parque Chacabuco

Según Pierre Bourdieu «en el campo de las artes, todo lo extra musical forma parte de la acumulación del capital cultural. Todo lo que se sabe sobre un artista y su tiempo agrega valor al objeto del arte y agrega también placer a su consumo». Asimismo, se ha dicho que la música empieza donde mueren las palabras. En la historia de la humanidad su influencia misteriosa ha conmovido el corazón de los seres humanos.

Los cambios históricos y políticos son episodios trascendentes y, a la vez, momentáneos. Pero si, por algún motivo, a los hombres no nos fuese posible seguir disfrutando de la obra de los grandes creadores, sería una verdadera catástrofe.

Por lo dicho, además de disfrutar plenamente de esa expresión sublime y compleja que es la música ciudadana, este libro nos lo muestra en su geografía originaria: Buenos Aires; más precisamente, en el vecino barrio de Parque Chacabuco. De alguna forma es la «biografía» del género en dicho barrio tradicional de la ciudad: los lugares donde tocaron las agrupaciones, los domicilios donde ocurrieron los nacimientos de sus protagonistas, donde se desarrolló o se extinguió la vida de grandes creadores, instrumentistas insuperables y cantores de renombre, en un recorrido extra musical que agrega valor al objeto estudiado y profundiza el placer de escuchar el tango.

El autor del libro no era un hombre que sólo investigó el tema, sino que fue amigo personal de muchos de los nombrados en el trabajo, como por ejemplo el trompetista Rubén Barbieri. El inventario de los artistas que de alguna forma estuvieron relacionados con ese entrañable rincón de la ciudad es amplio, generoso. En la misma nómina figuran de los más consagrados, como Piazzolla y Rovira –entre tantos de renombre– y los no tan recordados en la actualidad, pero que contribuyeron a la gran historia del «dos por cuatro».

También el trabajo es original en el sentido de sorprender con temas no habituales: los boxeadores y el tango, la mención al calesitero Tatín, los carnavales, los cines y el tango, los clubes de barrio y tantos otros. Otra virtud es que no se ha excluido a ninguno, renombrados o no tanto, todos ellos personalidades del último siglo relacionadas de una u otra manera con el tema abordado. Hasta los autores y compositores que trabajaron y grabaron en años recientes. Este libro es, de algún modo, una introducción musical que nos predispone favorablemente a enterarnos de lo actual y a seguir lo que viene, informándonos.

Para los no tan familiarizados con el tema, será de gran valor, y para los entendidos, una herramienta imprescindible.  El autor nos «pasea» amablemente con datos precisos y preciosos para todos los interesados en la historia, con una prosa clara, basada en una investigación amplia y seria. Nos «cuenta» episodios de una forma que denota algo que es poco frecuente: haberlos vivido en algunos casos. En otros, los datos fueron recogidos de primera mano, a través de sus propios protagonistas.

Si tomamos los conceptos de Aldous Huxley sobre el genial Igor Stravinsky, y reemplazamos al músico ruso por el que nos ocupa en estas líneas, podríamos decir que el ya fallecido maestro Mario Valdéz  era “uno de esos felices anfibios que se sienten cómodos en las áridas tierras de las palabras así como en el océano de la música, y cuya capacidad en tierra nunca lo empobreció como nadador».

 Alberto Di Nardo

[email protected]

Related posts

Con visitas especiales y escarapelas, los museos celebran el 25 de Mayo – Télam

Philip Roth, el polémico y gigante escritor que retrató a la sociedad estadounidense – Télam

El Segundo Congreso Gombrowicz también con sede en Boedo