0 C
Buenos Aires
28 junio, 2022
  • Inicio
  • Interes General
  • Bajo Belgrano: El Pasaje Echeverría se convirtió en un Polo Gastronómico improvisado
Interes General

Bajo Belgrano: El Pasaje Echeverría se convirtió en un Polo Gastronómico improvisado

Este Polo Gastronómico se fue dando sobre el pasaje en el barrio de zona norte de la Ciudad, donde desde hace algunos meses empezaron a abrir puestos con atractivas propuestas de comida y bebida al paso.

De esta manera, el Pasaje Echeverría, que es una calle peatonal, paralela a la traza del ferrocarril Mitre, que estuvo absorbida por la esfera del FFCC. Pero ahora que se elevaron las vías del tren a esa altura y con la llegada de una serie de nuevos locales, la zona pasó a tener variados locales y se convirtió en Polo Gastronómico improvisado.
 
Por su parte, Sebastián Lahera, socio de Pony Pizza, que funciona en Echeverria 1677, que es el primer restaurante que abrió en la primavera de 2018 comentó que “la gente tenía miedo de entrar”. Por esa razón, comenzaron a implementar la situación a modo de marketing y jugaban con la idea de “locación secreta”. A su vez, se esforzaron para que las cajas de delivery tuvieran bien visible la marca para que los chicos de reparto dieran pistas de la ubicación.
 
Como Lahera dice, Pony Pizza, es una especie de “food truck empotrado en un edificio”, se hizo de una buena fama en el barrio por sus productos, ya que utilizan masa madre y la mezcla tiene un leudado prolongado en frío, lo que garantiza una pizza liviana y deliciosa. Destaca Lahera que la pizza que más se vende es la clásica de muzzarella que es gratinada y viene con salsa de tomates orgánicos y un pesto ligero. A la vez, cuenta que todas las pizzas se pueden pedir con queso “a base de plantas” y la modalidad vegana representa el 50% de las ventas.
 
El Pasaje Echeverría tiene una particular característica y es que todos los locales son una especie de kiosko, ninguno tiene servicio de atención con mozo ni mesas para sentarse. Las personas que asisten, en la mayoría de los casos es un público joven, se acercan a los locales, compran su comida y se sientan sobre los largos canteros que recorren la calle o directamente en el piso. Los dueños de los locales gastronómicos apuestan a modelo de negocio pequeño con poco personal y Y los clientes tienen un lugar para encontrarse y comer al aire libre.
 
En tanto, Roy Asato, dijo “Encontré un formato pandémico que me permite concentrarme 100% en el producto y no ocuparme del servicio”, del local Orei, uno de los puestos más buscados del Pasaje de comida japonesa en Buenos Aires ya que despacha uno de los bowls de ramen más comentados de la Ciudad.
 
Dice su anfitrión que el secreto es que el caldo se cocina 12 horas y se hace de cero cada día. Cuenta Asato que encontró a la señora perfecta para fabricar los fideos caseros con su receta: es japonesa y tiene su propia casa de pastas. También, en el local se puede encontrar oniguiris, triángulos de arroz rellenos de panceta, atún y hongos.

Related posts

Coronavirus: Argentina superó los 63 millones de dosis de vacunas recibidas

Admin

“Néstor Kirchner es el hombre que nos hizo volver a creer en la política como herramienta de transformación de la realidad, reivindicando las banderas históricas del peronismo y también incorporando las luchas del siglo XXI”

Admin

La red de subtes vuelve a funcionar en su totalidad

Admin