27 septiembre, 2022
  • Inicio
  • Sociedad
  • Cromañon: a 17 años familiares y sobrevivientes exigen la expropiación del boliche
Sociedad

Cromañon: a 17 años familiares y sobrevivientes exigen la expropiación del boliche

El reclamo se hizo en el acto principal en Plaza de Mayo por parte de familiares de víctimas que le exigen al Estado porteño la responsabilidad por la muerte de 194 personas en 2004 y cuestionaron “el silencio” de Horacio Rodríguez Larreta para que el edificio sea expropiado y transformado en espacio de memoria.

Este jueves, a 17 años de la tragedia de Cromañón, sobrevivientes y familiares de las víctimas volvieron a responsabilizar al gobierno de la Ciudad por la muerte de 194 personas el 30 de diciembre del 2004 y cuestionaron “el silencio” de Horacio Rodríguez Larreta y sus legisladores ante el pedido para que el edificio de Once, donde funcionó el boliche, sea expropiado y transformado en un espacio de memoria.

El pedido forma parte de un documento consensuado entre varias organizaciones que agrupan a sobrevivientes y familiares. Se le dio lectura durante el acto en Plaza de Mayo; en el marco de la jornada de homenaje que incluye una misa en la Catedral Metropolitana y una marcha al ex boliche en el barrio de Once.

Durante la lectura del texto se realizó un acto simbólico; se desplegaron 194 sillas vacías, cada una con los nombres de los fallecidos y la edad que tenían en 2004. En parte del comunicado señalan: “Tenemos que repetir que la masacre -no tragedia, no accidente- se produjo por una sumatoria de hechos probados”, y continúa “la sobreventa extrema de entradas, el funcionamiento de un local sin la habilitación, los matafuegos vencidos, las puertas con candado, el uso de material prohibido, el desastroso operativo de la emergencia y la represión de la policía a los mismos chicxs que entraban a intentar salvar a otrxs”.

La continuidad de la lectura, resalta que “una y otra vez denunciamos el incumplimiento de deberes de los funcionarios públicos, la adjudicación de puestos ´a dedo´ a personas no capacitadas y la connivencia Estado y sector privado”, así como advierte sobre “el encubrimiento del Poder Judicial, al que fue necesario arrancarle condenas insuficientes que aun así, son históricas”, y reitera “cada acción que permitió que Cromañón ocurriera tuvo que ver con la máxima ganancia empresarial y el mal desempeño de funcionarios estatales con el costo de la vida de personas”.

En otro tamo de la lectura del documento, las agrupaciones reiteraron el reclamo de “leyes de reparación integral y no los parches que se vienen sucediendo desde el momento de la masacre”, esto es debido a la normativa que se sancionó recientemente en la Legislatura porteña que restringe la asistencia a la entrega de un subsidio económico, dejando acotada medidas vinculadas a la atención médica y psicológica.

Asimismo, exigieron “que el ex boliche Cromañón sea declarado un espacio de memoria y cultura, no solamente para las víctimas, sino también para que las escuelas, los movimientos sociales, las y los vecinos”. En este sentido, recordaron que la elaboración de distintos proyectos, elevados al Parlamento porteño, para expropiar el edificio de Bartolomé Mitre al 3000, no obstante advirtieron que “la Legislatura los dejó caer por su propio funcionamiento burocrático, por desidia o por falta de decisión política, o por todos estos motivos combinados”.

Siguiendo con el mismo punto, criticaron al jefe de gobierno porteño, cuando mencionaron que “El silencio de Larreta y sus legisladores ante un proyecto que cuenta con el consenso absoluto de sobrevivientes y familiares, contrasta con la celeridad en que se votó en la misma Legislatura, y pese al cuestionamiento de los vecinos, la pérdida de 100 hectáreas de espacios verdes y humedales, para seguir construyendo torres de lujo que luego quedan vacías por la especulación inmobiliaria”, y agregaron que “negarse a considerar la expropiación del boliche tiene que ver también con esa misma especulación inmobiliaria. Mayores ganancias, casas sin gente, gente sin casas, y también silencio y excusas para no tratar proyectos como el nuestro que no generan ganancias”.

Raúl Morales, papá de una víctima y de dos sobrevivientes, explicó que «pedimos la entrega de la propiedad para que sea un museo donde recordar a las víctimas y mostrar un poco cómo era el lugar donde 194 chicos fallecieron y miles fueron heridos».

Silvia Bignami, mamá de Julián Rozengardt, quien murió a los 18 en Cromañón, dijo que «nuestro reclamo de hoy es la expropiación del boliche y la creación de un espacio de la memoria». Y agregó «cuando se habla de reparación a las víctimas, se habla también de crear las condiciones para que no se repita. Y para eso hay que hacer memoria, y para eso hay que tener un espacio físico donde los sobrevivientes puedan dar su testimonio de un hecho histórico», manifestó.

Related posts

En CABA: Prioridad para vacunación de embarazadas

PNC

Villa Lugano: Piden al GCBA que finalice las obras del Hospital Grierson

PNC

Un especialista consideró que el plan de vacunación en Argentina es lento

PNC