0 C
Buenos Aires
17 septiembre, 2019
Salud

Reproducción Asistida en Argentina

En argentina hay varios métodos de fecundación asistida: inseminación artificial, fertilización in vitro y donación de óvulos.

Las causas que pueden ocasionar los problemas para llegar al embarazo son varias, y en base a eso, varían los tratamientos.

Es importante conocer el momento en que se debe realizar la primera consulta con un profesional. El médico ginecólogo Fernando Neuspiller (MN 82815) es especialista en reproducción asistida y explica que “Como regla general, sugerimos recurrir a un profesional en el caso de parejas que lleven más de un año teniendo relaciones sexuales periódicas no protegidas y no hayan logrado la gestación, aunque hay otros cuadros singulares en los que conviene hacerlo de forma inmediata”,

En el caso de las mujeres mayores de 35 años no es conveniente demorar la consulta, o mujeres irregulares en cuanto al período, con amenorrea, con antecedentes de cirugía de abortos. Lo mismo ocurre con aquellas mujeres tienen algún problema en las trompas de Falopio o con enfermedades genéticas.

También es propicio hacer una consulta con tiempo en caso en que exista alguna dificultad masculina.

El Dr. Fernando Neuspiller señaló también que es indispensable realizar estudios de esterilidad a ambos miembros de la pareja, para realizar una exhausta historia médica. Volviendo a la mujer, es necesario realizar un chequeo físico integral que «contemple la realización de una ecografía transvaginal para orientar a los médicos hacia la presencia de patología cervical, ovárica o uterina, además de permitir valorar la función ovárica a través del recuento de folículos antrales que reflejan el potencial fértil de la mujer».

“Luego de estudiar a la mujer y al varón, se inicia con algún tipo de medicación pero si con eso no funciona, se pasa a la inseminación artificial, que también es con medicación” señaló el ginecólogo. Y agregó  “En este punto se busca inducir la ovulación. Previo a esto se toma la muestra del marido o banco de semen y se lo pone dentro del útero. Las posibilidades son entre un 14% y un 18 por ciento de ovulación. Se realizan además tres o cuatro inseminaciones para que acumulativamente sumen un 45%”.

Si luego de varios intentos con las técnicas más sencillas, de “baja complejidad” no se ha logrado el embarazo, es necesario pasar a una nueva fase: las técnicas de alta complejidad. Por lo que Neuspiller explicó que “Se vuelve a estudiar a la pareja y en lugar de dar poca medicación como fue en las etapas previas, ahora se necesita hacer una fecundación in vitro, por lo que se precisa mucha más medicación para que crezcan más folículos. Es un tratamiento de 10 días. Tras esto, se ingresa a la sala de aspiración, y con una aguja se aspiran los óvulos de los ovarios. Se extraen y se llevan al laboratorio. Se hace el proceso correspondiente: se pide la muestra de semen y se inseminan”.

Related posts

Adiós a la gripe: 3 licuados para subir las defensas

Alerta Tiroides

Periodico Nuevo Ciclo

6 factores que hacen imposible bajar de peso en dieta